<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=578676632754528&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La Tecnología no destruye empleos; los evoluciona

Posted by Equipo de Awtana on Apr 7, 2020 5:58:19 PM

Nuestros empleos están en constante riesgo por factores ajenos a los resultados que ofrezcamos como colaboradores de una empresa. Siempre han existido circunstancias que merodean las fuentes de ingresos y amenazan con truncar nuestras carreras dentro de una organización. La situación económica del país, las estrategias operativas de la empresa, programas de reducciones de costos y últimamente la evolución tecnológica son algunas de las causas más mencionadas por las que un porcentaje importante de la población pierden sus empleos.

 Si bien todas estas causales no tienen ninguna variable que pueda ser afectada por nosotros, en la parte de evolución tecnológica, la historia industrial moderna nos ha enseñado que la mayoría de la funciones dentro de una empresa no desaparecen, simplemente evolucionan demandando nuevos conocimientos y características en los equipos de trabajo.

 La evolución en los sectores más añejos y fundamentales de la humanidad, como la agricultura y la ganadería nos demuestran que lo único que cambia con el paso de las eras son las metodologías, las herramientas, los tiempos y las características de las personas que dedican sus días mover estas industrias.

 

En Awtana nos dimos a la tarea de enlistar 4 formas en las que podemos aprovechar las tecnología para enfrentar los riesgos que sus mismos avances plantean en nuestras carreras laborales.

Quiero una consulta gratuita!

  • Formación Educativa.- Una de las formas más eficaces para afianzar nuestra utilidad dentro de las empresas es mediante la capacitación y el conocimiento. Nosotros podemos convertirnos en una fuente de información vital para nuestros empleadores. Imagina que con nuestro expertise podamos influir tanto en nuestras áreas de trabajo que formemos parte del grupo de personas que tomarán decisiones y guiarán a nuestras jefaturas a escoger las tecnologías que se implementarán. Sin duda este tipo de participación puede garantizar que nuestros trabajos corran menos riesgo.

 

  • Investigación, información y monitoreo de tendencias.- Otra de las opciones es mantenernos al día con la evolución natural de nuestro sector. Independientemente del tipo de empresa en el que laboremos, siempre existirán competidores, filiales y otras industrias similares a la nuestra, que nos pueda dar una idea clara de las tendencias que nuestro negocio puede seguir. El estar informado de cómo nuestros puestos de trabajo han mutado en otras empresas, nos dotará de semanas, meses o semestres en los que podamos prepararnos como profesionales para demostrar que nuestro liderazgo, conocimiento o compromiso con la empresa ayudará a adoptar los combados que se vienen y a impulsarlos dentro de la organización.

 

  • Trabajar en empresas dedicadas a actividades que nos apasionen.- No hay tecnología en el mundo que pueda sustituir la pasión humana. Al tener la posibilidad de desempeñarnos como profesionales en una actividad que nos encante más allá de una remuneración, garantizamos que toda nuestra capacidad está al servicio de nuestros resultados. Trabajar en pos de una pasión garantiza que de manera integral nos estemos capacitando, educando, investigando y monitoreando todas las maneras posibles de cumplir con nuestro objetivos. Sin duda seremos promotores de la tecnología, que no nos sustituya, sino que nos potencie a ser mejores en lo que hacemos.

 

  • Industrias emergentes.- Si queremos pasar de una postura pasiva como colaboradores a una proactiva, deberíamos considerar buscar un puesto en industrias emergentes. Este tipo de negocios tienen características disruptivas en uno o más sectores, satisfaciendo una necesidad de manera única o ofertando nuevos productos y servicios que lo hacen un ofertante muy exclusivo. Este tipo de empresa en teoría ya deberían contar con un nivel tecnológico alto, que pueda ofrecemos certidumbre.